Martes, 23 June 2015 17:53

¿Se puede conducir con chanclas?

Valora este artículo
(1 Voto)

conducir-chanclasLlega el buen tiempo y, con él, el calzado más fresquito: las chanclas. Pero, ¿podemos conducir con chanclas? ¿Pueden multarnos por conducir con chanclas? Resolvemos estas preguntas en esta Noticia de Seguros de Coche.

No es la primera vez que hablamos de cuál es el calzado perfecto para conducir o de qué calzado nunca deberíamos utilizar cuando nos ponemos al volante. Pero hoy queremos ser más concretos y, dado que llega el buen tiempo, despejar las dudas sobre si podemos conducir con chanclas o no y si seremos multados por ello.

 

En el Reglamento General de Circulación no existe ningún apartado que trate específicamente la conducción con chanclas o con algún tipo de calzado concreto. Pero, si bien no aparece mencionado explícitamente,  sí es cierto en el Artículo 18 del Capítulo III de este Reglamento General de Circulación se expone la obligación del conductor de circular en condiciones que garanticen su seguridad y la del resto de pasajeros. En este sentido, el Reglamento hace mención a la especial atención que los conductores deben prestar a conducir con un campo de visión suficiente y de una libertad de movimiento que garantice la capacidad de reacción y una conducción adecuada.

En el Reglamento General de Circulación no existe ningún apartado que trate específicamente la conducción con chanclas

En caso de que un agente de la Guardia Civil nos detenga y se percate de que conducimos con chanclas, será él mismo quien dictamine si conduciendo con las chanclas estamos incumpliendo el citado Artículo 18 y su predecesor, que determina que “los conductores deberán estar en todo momento en condiciones de controlar sus vehículos”.

 

Pero más allá de la posible multa o sanción, es el propio sentido común el que debe guiarnos a la hora de decidir si conducimos con chanclas o no. Hay que tener en cuenta que con chanclas no existe sujeción suficiente en el pie, lo que puede hacer que en un momento dado perdamos el contacto con los pedales.

Además, estas chanclas a veces provocan una sudoración excesiva de la planta del pie, lo que puede provocar que nuestro pie resbale.

 

Es por este motivo que desde Tres Mares Correduría de Seguros en Cantabria te aconsejamos que siempre lleves un calzado de repuesto en el maletero y que evites conducir con chanclas siempre que puedas evitarlo. Al volante toda precaución es poca, pero en este caso podemos evitar un gran peligro de una forma muy sencilla.


¡Síguenos! Tres Mares Correduría de Seguros en Cantabria está en tus redes sociales favoritas: Tres Mares Seguros en FacebookTres Mares Seguros en TwitterTres Mares Seguros en Google+.

Y si quieres estar al día de todas nuestras novedades, consejos y guías, ¡suscríbete a nuestra Newsletter!

Visto 1164 veces