Domingo, 10 June 2018 10:03

¿Quién tiene que asegurar la vivienda, el propietario o el inquilino? Destacado

Valora este artículo
(2 votos)

¿Quién tiene que asegurar la vivienda, el propietario o el inquilino?

 

En la actualidad no existe ley alguna que te obligue a contratar un seguro ni al propietario ni al inquilino, salvo que la misma se encuentre hipotecada. Ambos pueden asumir directamente los daños y responsabilidades que se puedan derivar del uso de la misma, según su sentido común o de prudencia.

 

Desde nuestro punto de vista el propietario es imprescindible que tenga la vivienda asegurada puesto que es su propiedad, la debe preservar y de la que se pueden derivar responsabilidades evidentes. Para ello, es necesario que haga constar en su póliza de seguros que la destina al alquiler.

Es frecuente que si el propietario tenia la vivienda asegurada con anterioridad, la misma conste en su póliza como uso propio en lugar de destinada al alquiler. Hay que tener en cuenta que el seguro de una vivienda alquilada suele tener precios y coberturas diferentes, por lo que no notificar ese cambio de uso a su compañía es muy probable que tenga consecuencias negativas a la hora de abonar un siniestro.

Por lo que respecta al inquilino, es frecuente la creencia de que es el propietario quien debe responder de todo lo que suceda en la vivienda y por tanto que es el único que deberia tener contratado un seguro de hogar. Incluso pensar que si el propietario tiene asegurada la vivienda, todo lo que en ella suceda lo cubrirá ese seguro, o que si el propietario y el inquilino contratan sus respectivos seguros, la coberturas de ambos se solaparán.

Este pensamiento popular no es cierto. Para empezarlas pertenencias del inquilino, como mobiliario, ordenadores, ropa, joyas, ajuar no estarán cubiertas. Además existen muchas situaciones que pueden hacer pensar al inquilino la conveniencia de tener contratado un seguro de hogar, como por ejemplo:

 

Un incendio provocado por un aparato eléctrico o por un descuido del inquilino. La aseguradora del propietario no cubrirá nada, con independencia que afecte solo a la vivienda alquilada o a otras propiedades o viviendas contiguas. Además, si la compañía tuviera que adelantar ciertos gastos, se los reclamaría al inquilino.

 

Un grifo mal cerrado o desbordamiento de duchas o bañeras. El inquilino deberá reparar tanto los daños a la propia vivienda como los causados a otros vecinos.

 

La caída de algún objeto a la calle que produzca daños materiales o a terceras personas.

 

Los daños que pueda causar un animal de compañía.

 

Cubrir el robo de cualquiera de las pertenencias o de los daños sufridos en el mobiliario del inquilino.

 

Para reclamar los daños y perjuicios sufridos por un escape de agua de un vecino o al ser perjudicado en un incendio. La mayoría de las pólizas de hogar contemplan la garantía de reclamación de daños que cubre los gastos de abogado y procurador. Si el inquilino no dispone de seguro de hogar, tendría que asumir dichos gastos de su bolsillo.

 

Seas propietario o inquilino antes de contratar tu seguro del hogar acude a un corredor de seguros que te ofrecerá distintas compañías, diferentes coberturas y de forma objetiva te ayudará a elegir la compañía y la cobertura mas adecuada.

 

En Tres Mares CORREDURIA de SEGUROS trabajamos con más de 20 compañías, como Allianz, AXA, Generali, Mapfre, Liberty, Pelayo, Plus Ultra, Reale, Santa Lucía, Zurich, …. por lo que conocemos en detalle las diferencias entre unas y otras y sabemos que compañía y que garantías ofrecer al cliente es función de sus necesidades.

Visto 848 veces