Lunes, 04 September 2017 19:18

Las residencias de verano se cierran con llave

Valora este artículo
(2 votos)

casa-verano-cerrar-llave-seguro-hogarQuienes cuentan con una residencia de verano, estarán a punto de echar el cierre. Recogemos los consejos para que todo se mantenga el orden hasta el próximo verano en esta Noticia de Seguros de Hogar.

Son muchas las familias que pasan el periodo estival en un chalet a la orilla del mar, en una urbanización, apartamento, casa del pueblo, etc. Digamos segunda vivienda.

Estos días en los que solamente se habla de la depresión postvacacional y de la vuelta al cole es hora de regresar a nuestro domicilio habitual y cerrar esta residencia donde hemos disfrutado del verano.

Conviene reflexionar un poco antes de echar la llave hasta el año que viene o hasta dentro de unos meses y dar un repaso para dejar todo bajo control.

 

Revisar una serie de puntos a modo de “check list” nos permitirá marcharnos con la tranquilidad de que cuando nuevamente regresemos a ella no nos encontremos con sorpresas desagradables y evitaremos también consumos innecesarios.

 

Programadores:

Pongamos en OFF todos los programas de aquellos elementos que no será necesario que actúen en nuestra prolongada ausencia: toldos, fuentes, luces, luces de jardín, aire acondicionado, riego (tal vez haya que mantenerlo variando la frecuencia), etc.

Pongamos en OFF todos los programas de aquellos elementos que no será necesario que actúen en nuestra prolongada ausencia: toldos, fuentes, luces, luces de jardín, aire acondicionado, riego...

Fluido eléctrico:

Lo más aconsejable sería cortar la corriente del interruptor general con lo que evitaríamos cualquier consumo y cualquier problema eléctrico.

Sin embargo, esto no siempre es posible por contar con un sistema de alarma o un riego que todavía necesitemos mantener activos, por ejemplo. En este caso vamos a desenchufar todos los electrodomésticos, incluido el frigorífico, que es el que más consume.

Por lo tanto, desconectaremos todos los enchufes para asegurarnos de que no queda ningún aparato innecesario en “standby” y para evitar que un cortocircuito pueda ocasionar graves daños en nuestra ausencia.

 

Agua:

Causante del mayor número de averías y daños. Al igual que la electricidad, si podemos cortemos la general. En caso contrario, cerremos las llaves de paso que dispongamos en electrodomésticos, inodoros, etc.

No conviene dejar las tuberías vacías, porque esto acelera la oxidación de las mismas. Por el contrario si las tenemos en carga debemos tener presente el problema de las heladas si estamos en una zona donde hiela. Aprovecha para leer nuestro artículo sobre cómo evitar la congelación de las tuberías en invierno.

En este caso, protegeremos los puntos críticos y, si disponemos de calefacción, la dejaremos con la programación de “antihielo”.

Una lectura del contador cuando nos vamos y otra cuando regresemos nos dará una pista de si hay alguna fuga en el circuito que no sea visible a simple vista.

Por supuesto, si disponemos de gas en esta vivienda, no debemos incluir en nuestra check list la tarea de cerrarlo.

Una lectura del contador cuando nos vamos y otra cuando regresemos nos dará una pista de si hay alguna fuga en el circuito que no sea visible a simple vista

Elementos móviles:

Ventanas, contraventanas, persianas, toldos, sombrillas, colchonetas, cojines, mobiliario, etc. debemos dejarlos cerrados, sujetos, recogidos y/o protegidos. Los vientos en un momento u otro se desatarán y está en nuestras manos minimizar el riesgo de daños.

Por supuesto, especial atención a la chimenea, los tiros y la puerta.

 

Insectos:

Para evitar que campen a sus anchas en nuestra prolongada ausencia, colocaremos algún cebo para hormigas, cucarachas, ratones (si es el caso), además de dar pasadas con el aerosol anti-insectos justo antes de irnos, para evitar que las moscas y arañas colonicen. Finalmente, unos antipolillas en los armarios protegerán la ropa que dejemos.

 

Puertas:

La última comprobación obligatoria: asegurarse de que todas las puertas exteriores (si hay más de una), incluidas verjas, estén bien cerradas y la alarma conectada si disponemos de ella.

 

Por último, es conveniente dejar una llave a algún vecino o amigo del entorno para que de vez en cuando de una vuelta por nuestra casa. Nos podrá advertir de cualquier anomalía y de paso mover algo para que sirva de disuasión a quien crea que nuestra casa permanece “abandonada” por un largo periodo de tiempo.

 

Y, por supuesto, un buen seguro de hogar será el que nos garantice que las averías que puedan surgir, los desperfectos que puedan aparecer o los incidentes, como un robo, que puedan ocurrir, tendrán a una buena compañía aseguradora detrás.

 

Esperamos que estos consejos te permitan iniciar el otoño y la vuelta a la rutina con la tranquilidad de saber que tu residencia de verano se va a mantener en orden hasta la vuelta de esas ansiadas vacaciones.

 

Si quieres información sobre Seguros de Hogar, no dudes en visitar: http://www.tresmares.com/seguros-de-hogar.html

¡Síguenos! Tres Mares Correduría de Seguros en Cantabria está en tus redes sociales favoritas: Tres Mares en FacebookTres Mares en TwitterTres Mares en Google+.

Y si quieres estar al día de todas nuestras novedades, consejos y guías, ¡suscríbete a nuestra Newsletter!

Visto 101 veces