Miércoles, 17 July 2013 10:02

Si regresas a casa tan feliz como te has ido, has tenido unas buenas vacaciones.

Valora este artículo
(0 votos)

vacaciones

Estás tumbado en la playa, bebiendo un zumo de frutas. Tu mujer duerme tranquila a tu lado y los niños se bañan en el mar. Te sientes relajado y tranquilo porque eres previsor.

Los siniestros más comunes

Los problemas más comunes se producen por un grifo abierto. Así que tú has cerrado correctamente, no sólo el grifo y las llaves de paso del agua y el gas, sino también las puertas y ventanas.
Has dejado unas llaves a una persona de confianza que acude regularmente a tu casa para recoger la correspondencia, subir y bajar las persianas, colgar algo de ropa en el tendedero... Da la sensación que sigues estando en casa.
Y tienes cuidado con las redes sociales. No vas a publicar fotografías de tus vacaciones porque los “cacos” las utilizan para detectar si tienes la vivienda vacía.

Tu coche siempre a punto

Antes de salir de viaje, lo has revisado: luces, anticongelante, líquido de frenos, dirección y neumáticos. Has repartido equitativamente la carga del maletero y no dejas objetos sueltos en la bandeja ni entre los pasajeros.
Tienes definido el itinerario del viaje largo y de las excursiones previstas y si te equivocas de camino, continúas hasta el próximo cambio de dirección.
Has dormido bien y paras cada 2 horas (nunca más de 3) para estirar las piernas, y nunca miras el reloj porque te da igual la hora de llegada. Aunque sabes que el reglamento no prevé sanción por no llevar el recibo, tu lo llevas siempre, junto con la tarjeta o teléfono de Asistencia en Viaje y un ejemplar de la Declaración Amistosa de Accidente. No cuesta nada, y tienes “a mano” los datos del seguro en caso de necesidad.

Coberturas de equipaje

La mayor parte de las pólizas integrales incluyen los seguros de viaje. Algunas, hasta contemplan la búsqueda de un equipaje extraviado y su envío posterior. Si pagas un pequeño costo adicional, cubren la indemnización por el retraso en la entrega del equipaje o el envío de objetos olvidados.
Atención porque SÍ existe un límite en los reembolsos de joyas, gafas, artículos electrónicos y equipos fotográficos. Consúltanos y te explicamos cuál es.
Y ten presente que algunos seguros de hogar incorporan una cláusula que ampara la cobertura de tu equipaje en caso de accidente.

Visto 984 veces