Martes, 30 July 2013 09:33

Más vale prevenir que lamentar

prevenir

¿Qué es “vida riesgo”? ¿Y... “vida ahorro”?

El seguro de vida Riesgo es un contrato de previsión contra un riesgo determinado: la muerte del asegurado.

El seguro de vida Ahorro es un producto para obtener rentabilidad, aprovechándote de importantes ventajas fiscales.

Vida Riesgo

Pagas una sola cuota o varias cuando suscribes este seguro. En caso de muerte, la compañía aseguradora abona el capital pactado a los beneficiarios.

El coste de la póliza varía atendiendo a los siguientes criterios:

• La edad del asegurado y la profesión o los agravantes que puedan existir, como deportes de riesgo, etc. Se evalúan las tablas de mortalidad según la esperanza media.

• El estado de salud al suscribir la póliza.

• El importe que percibirán los beneficiarios, que puede abonarse de una vez o en varias rentas.

¿Cuándo te lo recomendamos?

Debes contratarlo cuando aún eres joven y tienes necesidades y compromisos financieros (hipotecas, créditos, hijos a tu cargo…). Te recomendamos reducir el capital asegurado, y por tanto la cuota, según decrecen tus responsabilidades (ya has pagado la hipoteca, no debes nada al banco o tus hijos son independientes…).

Vida Ahorro

Son seguros de jubilación o planes de ahorro asegurado. En estos contratos aseguras un capital con una rentabilidad determinada a un plazo fijado. Con tus ahorros puedes financiar algo en concreto: la educación de tu hijo, la boda de una hija o tu jubilación.

Su rentabilidad está garantizada y se va acumulando a las primas satisfechas. Según el plazo del contrato te beneficias de distintos tramos fiscales.

Tus aportaciones económicas pueden ser:

Periódicas.

A prima única. Con la aportación inicial de todo el capital.

¿Cuándo te lo recomendamos?

Cuando vas cumpliendo años y piensas en tus ingresos futuros. Si te acercas a la jubilación, incrementa las cuotas porque tus ahorros te vendrán muy bien cuando dejes de trabajar.

¡Consúltanos! Comprobarás que existen opciones solventes y seguras.

Martes, 09 April 2013 10:30

¡Cuidado!

Cuidado con lo que te cae desde arriba.

Hoy es 15 de febrero. Son las 9:10 de la mañana en Chelyabinsk, una ciudad de un millón de habitantes a 150 kilómetros de Moscú. Alexey Koslov es un empleado de la fábrica de zinc y está a punto de salir de casa, pero antes le da un beso a su hija Irina de 3 años y se asegura que está bien tapada porque en la calle hay 18 grados bajo cero.

Está oscuro y, mientras camina para esperar el autobús, una luz inmensa surca el cielo y convierte la noche en día. De repente la luz pasa a segundo plano y se oye una explosión, ruido de golpes y cristales rotos, acompañados por las alarmas de los coches estacionados.

Nadie sabe qué sucede, pero Alexey corre hacia su casa. Por el camino encuentra a personas con cortes en la frente y en las manos mientras rugen las sirenas de los coches de bomberos y ambulancias. Cuando llega, observa que todos los cristales del edificio están rotos y que la “bomba” ha explotado cerca.

Entra en casa y la pequeña Irina llora asustada abrazando a su madre Anastasia. Alexey intenta encender el televisor, pero está destrozado. Hace frío, la calefacción está estropeada, los cristales han desaparecido...

Página 5 de 5