Actualmente no es muy habitual equivocarse, ya que desde hace unos años el diámetro de las mangueras y las bocas de los depósitos de los vehículos son distintos para cada combustible, además de que cada una tiene diferente color, las manguera de diésel son negras y las de gasolina verdes.

 

Las causas de estas confusiones suelen ser, repostar con prisa y coger la manguera equivocada, no hacerlo en la estación de servicio de costumbre donde estamos familiarizados con su denominación comercial o tal vez por que el vehículo que estamos llenando utiliza distinto carburante de nuestro coche habitual. 

 

Después de cometer eate error, lo mas probable es que a los pocos metros nuestro coche se quede parado y tras unos tras unos instantes intentando arrancarlo, caigamos en la cuenta de que quizá la causa sea el combustible con el que acabamos de llenar el depósito.

 

  1. Si nos encontramos de viaje y estamos cerca de la estación de servicio lo mejor sería hablar con el personal de la gasolinera por si conoce algún estableciendo cercano donde nos puedan extraer el combustible de una forma rápida, ya que es probable que un hecho similar les haya sucedido en alguna ocasión. Una vez confirmado el taller de destino solo tendríamos que llamar al servicio de asistencia en viaje que tengamos contratado en nuestro seguro de coche y en unos minutos el vehículo estará en ese taller.
  2. Si estamos cerca de nuestro domicilio, lo ideal sería indicar directamente a nuestra compañía que trasladen el coche al taller donde habitualmente solemos reparar.

Si tenemos suerte y no se han producido daños, la operación puede ser relativamente rápida pero nuestro error nos costará el abonar el trabajo de extracción de combustible y llenar otra vez el depósito. Aunque normalmente los daños suelen ser leves, se podría ver afectada la bomba inyectora, el catalizador o el filtro de combustible. El factor determinante que hará que nuestro coche tenga más o menos daños será la proporción de combustible equivocado que tenga nuestro depósito y el tiempo que el motor ha estado en funcionamiento.

 

¿Qué cubre el seguro en caso de que llenemos el deposito con el combustible equivocado?

La mayoría de los seguros cubrirán el traslado hasta el taller mas cercano, pero si lo que queremos es llevar el vehículo al taller donde habitualmente reparamos, deberemos atenernos a las condiciones y límites para el remolcaje que tengamos contratado en nuestra póliza de seguro.

 

Recuerda que aunque tengas asegurado tu coche a todo riesgo ninguna compañía se hará cargo de la limpieza y la reparación de las partes dañadas del coche, por lo que deberemos ser nosotros los que tendremos que correr con los gastos de la reparación.

 

¿Y si el error es del operario de la gasolinera?

No obstante, existe la posibilidad de que el error no haya sido nuestro, sino en el caso de que el error corresponda al dependiente de la estación de servicio. De ser así, nuestra compañía de seguros, si nuestra póliza contempla este tipo de reclamaciones, iniciará la misma contra la estación de servicio de los perjuicios que hayamos sufrido.

 

Pero para poder iniciar esta reclamación deberemos disponer del ticket que demuestre que hemos repostado el tipo de carburante equivocado y no iniciar la reparación del vehículo hasta que nuestra compañía encargue una valoración de los mismos, que nos sirva tanto para para una reclamación amistosa como para un posible procedimiento judicial que acreditará los daños que tiene nuestro coche y que los mismos se deben a repostar un combustible inadecuado.

 

Ten en cuenta que aunque la gasolinera sea de servicio atendido si nosotros nos tomamos la licencia de rellenar el depósito de nuestro vehículo, seremos nosotros los únicos culpables. Recuerda que las estaciones de servicio, disponen de sistemas continuos de grabación con los que pueden acreditar que fuimos nosotros quien cogió la manguera.

 

En Tres Mares CORREDURIA de SEGRUROS trabajamos con más de 20 compañías, compañias como Allianz, AXA, Generali, Mapfre, Liberty, Pelayo, Plus Ultra, Reale, Santa Lucía, Zurich, …. por lo que conocemos en detalle las diferencias entre unas y otras y sabemos que compañía y que garantías ofrecer al cliente es función de sus necesidades.

Publicado en Seguros de Coche

 

Actualmente no es muy habitual equivocarse, ya que desde hace unos años el diámetro de las mangueras y las bocas de los depósitos de los vehículos son distintos para cada combustible, además de que cada una tiene diferente color, las manguera de diésel son negras y las de gasolina verdes.

 

Las causas de estas equivocaciones suelen ser, repostar con prisa y coger la manguera equivocada, no hacerlo en la estación de servicio de costumbre donde estamos familiarizados con su denominación comercial o tal vez por que el vehículo que estamos llenando utiliza distinto carburante de nuestro coche habitual. 

 

Después de cometer eate error, lo mas probable es que a los pocos metros nuestro coche se quede parado y tras unos tras unos instantes intentando arrancarlo, caigamos en la cuenta de que quizá la causa sea el combustible con el que acabamos de llenar el depósito.

 

  1. Si nos encontramos de viaje y estamos cerca de la estación de servicio lo mejor sería hablar con el personal de la gasolinera por si conoce algún estableciendo cercano donde nos puedan extraer el combustible de una forma rápida, ya que es probable que un hecho similar les haya sucedido en alguna ocasión. Una vez confirmado el taller de destino solo tendríamos que llamar al servicio de asistencia en viaje que tengamos contratado en nuestro seguro de coche y en unos minutos el vehículo estará en ese taller.
  2. Si estamos cerca de nuestro domicilio, lo ideal sería indicar directamente a nuestra compañía que trasladen el coche al taller donde habitualmente solemos reparar.

Si tenemos suerte y no se han producido daños, la operación puede ser relativamente rápida pero nuestro error nos costará el abonar el trabajo de extracción de combustible y llenar otra vez el depósito. Aunque normalmente los daños suelen ser leves, se podría ver afectada la bomba inyectora, el catalizador o el filtro de combustible. El factor determinante que hará que nuestro coche tenga más o menos daños será la proporción de combustible equivocado que tenga nuestro depósito y el tiempo que el motor ha estado en funcionamiento.

 

¿Qué cubre el seguro en caso de que llenemos el deposito con el combustible equivocado?

La mayoría de los seguros cubrirán el traslado hasta el taller mas cercano, pero si lo que queremos es llevar el vehículo al taller donde habitualmente reparamos, deberemos atenernos a las condiciones y límites para el remolcaje que tengamos contratado en nuestra póliza de seguro.

 

Recuerda que aunque tengas asegurado tu coche a todo riesgo ninguna compañía se hará cargo de la limpieza y la reparación de las partes dañadas del coche, por lo que deberemos ser nosotros los que tendremos que correr con los gastos de la reparación.

 

¿Y si el error es del operario de la gasolinera?

No obstante, existe la posibilidad de que el error no haya sido nuestro, sino que corresponda al dependiente de la estación de servicio. De ser así, nuestra compañía de seguros, si nuestra póliza contempla este tipo de reclamaciones, iniciará la misma contra la gasolinera de los perjuicios que hayamos sufrido.

 

Pero para poder iniciar esta reclamación deberemos disponer del ticket que demuestre que hemos repostado el tipo de carburante equivocado y no iniciar la reparación del vehículo hasta que nuestra compañía encargue una valoración de los mismos, que nos sirva tanto para para una reclamación amistosa como para un posible procedimiento judicial que acreditará los daños que tiene nuestro coche y que los mismos se deben a repostar un combustible inadecuado.

 

Ten en cuenta que aunque la gasolinera sea de servicio atendido si nosotros nos tomamos la licencia de rellenar el depósito de nuestro vehículo, seremos nosotros los únicos culpables. Recuerda que las estaciones de servicio, disponen de sistemas continuos de grabación con los que pueden acreditar que fuimos nosotros quien cogió la manguera.

 

En Tres Mares CORREDURIA de SEGRUROS trabajamos con más de 20 compañías, compañias como Allianz, AXA, Generali, Mapfre, Liberty, Pelayo, Plus Ultra, Reale, Santa Lucía, Zurich, …. por lo que conocemos en detalle las diferencias entre unas y otras y sabemos que compañía y que garantías ofrecer al cliente es función de sus necesidades.

Publicado en Seguros de Coche